Menu

La complejidad del cerebro

Estamos considerando las guías o pasos para el entendimiento de las Escrituras y ya hemos hablado de dos pasos, comenzamos a considerar el tercer paso en nuestro programa anterior. El primero fue empezar cada estudio bíblico con oración. El segundo paso es: Leer la Biblia. Y continuamos hoy considerando el tercer paso que comenzamos en el programa anterior y que es: Estudiar la Biblia. Y quisiéramos comenzar hoy desde donde nos detuvimos en nuestro programa anterior.

New Scientist describía cómo investigadores en la Universidad Estatal de Wayne están usando tomografía por resonancia magnética (TRM) para estudiar cerebros fetales mientras van desarrollándose en el vientre. Es difícil, porque, dicen, el bebé aun no nacido está «realizando volteretas mientras realizamos la exploración». Indican que la precisión en el establecimiento de los circuitos es importante, porque un mal cableado puede resultar en autismo o esquizofrenia, incluso si el bebé sobrevive hasta el nacimiento.

El reportero Pallab Ghosh cedió su cerebro a la ciencia —mientras seguía funcionando seguro en su cráneo. Dentro de uno de los más potentes aparatos de toma de imágenes por resonancia magnética en todo el mundo, en el Hospital General de Massachusetts, Ghosh estuvo sentado inmóvil 45 minutos mientras se tomaban las imágenes. Unas imágenes procesadas y colorizadas y un video en el artículo muestran el intricado cableado entre lóbulos, al enfocar los imanes en minúsculas gotitas de agua en las fibras cerebrales. Luego el profesor Van Weeden acompañó a Ghosh en un tour guiado por su cerebro:

Me mostró la conexión que me ayudaba a ver y otra que me ayudaba a comprender el habla. Había unos arcos dobles que procesaban mis emociones y un haz que conectaba los lados izquierdo y derecho de mi cerebro.

El profesor Wedeen usó software de visualización que le permitía volar alrededor y a través de estas vías — e incluso de hacer aproximaciones tipo zoom para ver detalles intricados.

Él y su equipo esperan poder aprender cómo funciona la mente humana y lo que sucede cuando se avería.

Al señalar las cosas que pueden ir mal, Weeden implicaba que la circuitería en un cerebro normal tiene una organización precisa y funcional.

Weeden comete un error al decir que las imágenes le ayudarán a aprender «cómo funciona la mente humana». Con ello identifica la mente con el cerebro. Pero el cerebro es el hardware. El estudio de los circuitos de una computadora nunca te dirá cómo funciona el software. Pero si no se hubieran diseñado lo uno y lo otro, sólo tendríamos una materia inconsciente incapaz de pensamiento abstracto.

Tenemos una mente y el hardware (un cerebro) para hacerla productiva. La mente no es meramente la sede de las emociones y de la sensación, sino también del intelecto y de la voluntad. Con la mente podrás evaluar datos, como los sofisticados circuitos del cerebro. Con la mente podrás ponderar alternativas, como los méritos relativos de la tesis materialista del evolucionismo o de la tesis creacionista. Con tu mente puedes tomar decisiones.

Escoge la vida:  Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; Deuteronomio 30:15

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

/* */
volver arriba