Menu

Las historias de mi niñes

Estamos considerando las guías o pasos para el entendimiento de las Escrituras y ya hemos hablado de dos pasos, comenzamos a considerar el tercer paso en nuestro programa anterior. El primero fue empezar cada estudio bíblico con oración. El segundo paso es: Leer la Biblia. Y continuamos hoy considerando el tercer paso que comenzamos en el programa anterior y que es: Estudiar la Biblia. Y quisiéramos comenzar hoy desde donde nos detuvimos en nuestro programa anterior.

Biblias y literatura cristiana en muchos idiomas y dialectos están disponibles. Para algunos de los marineros, es un primer contacto con la palabra de Dios; para otros, es un retorno a su pasado.

Cierta vez, un marinero se paró visiblemente maravillado ante esta presentación de Biblias. Miraba y miraba una vez y otra vez, y luego, finalmente, su elección recayó sobre una Biblia polaca para niños. Comenzó a leerla con gran interés. "Mi abuela siempre estaba leyéndome estas historias ilustradas de la Biblia", dijo. Al ver su expresión, se podía discernir claramente que este marinero se refería a recuerdos bien distantes...

 Los empleados de esta misión se ven sorprendidos gratamente al oír a los marineros referirse tan a menudo a la fe de sus madres o de sus abuelas. Ellos recuerdan cuánto influyeron ellas en sus vidas, por su amor y su relación con Dios.

Se ha comprobado que en la Rusia soviética - y en China comunista también - la fe sobrevivió, primordialmente, gracias a las abuelas que han mantenido viva la llama de la fe durante las muchas décadas de prohibición de la Palabra de Dios. Ellas han transmitido a sus nietos, con coraje y amor, la verdad acerca de Dios". Roeli Elbers-Heij

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

/* */
volver arriba