Menu

Juegos satánicos incitan a la violencia

Estamos considerando las guías o pasos para el entendimiento de las Escrituras y ya hemos hablado de dos pasos, comenzamos a considerar el tercer paso en nuestro programa anterior. El primero fue empezar cada estudio bíblico con oración. El segundo paso es: Leer la Biblia. Y continuamos hoy considerando el tercer paso que comenzamos en el programa anterior y que es: Estudiar la Biblia. Y quisiéramos comenzar hoy desde donde nos detuvimos en nuestro programa anterior.

Otros episodios no menos trágicos pueden ser citados, como Mateus da Costa Meira.  En noviembre de 1999 efectuó disparos  con metralleta contra  40 personas quienes presenciaban la película "Clube da Luta" en una sala de cine  en el Shopping Morumbi de Sao Paulo.

En el mismo año, los estudiantes Eric Harris y Dylan Klebold mataron a 12 compañeros y un profesor en lo que se conoció como "la masacre de Columbine", en los EE.UU.. Estos  crímenes, más allá de la brutalidad inherente al acto de violencia desproporcionada, tienen algo en común: la influencia de los productos de entretenimiento, sobre todo los juegos electrónicos.

Los acontecimientos de 1999 hicieron qué las autoridades se dieran cuenta del potencial peligro que representa la elevada carga de violencia en algunas películas y juegos, lo que pone, literalmente, a los jugadores en el papel de asesinos, empuñando armas pesadas.

Además del contenido violento, el ocultismo se encuentra en una gran cantidad de juegos. "En realidad, hay más de 300 juegos de influencia satánica que difunde las ciencias ocultas", dice el apologista y doctor en Filosofía de la Religión, Alex Belmonte.

Como explica Belmonte, quien es el autor del libro electrónico "Desvelando Estrategias Satánicas – Medios de comunicación y juegos",  dice que existen elementos como espadas de fuego, poderes sobrenaturales, duendes, demonios, guerreros, amuletos, símbolos que acaban invadiendo la vida espiritual del usuario.  

Efectos

Para el académico, los efectos de estos productos pueden ser síntomas físicos tales como el aumento de la presión arterial, fatiga visual y físico, dolor de cabeza y anorexia,  psicológico y espiritual.

Según el teólogo, los juegos violentos inducen a la imitación. "Con el tiempo, el niño empieza a asimilar los rasgos de la personalidad de los personajes. Esto ocurre a través de la esfera espiritual y psicológica“.

Él explica que la falta de afecto, la educación y los valores religiosos dejan los niños expuestos a las ideas y los componentes relacionados con el ocultismo. Y añade que los juegos electrónicos tienen una estrategia para manejar la salud mental y espiritual, puede promover la agresividad, frialdad emocional, la pasividad y la adicción. "Los efectos de los videojuegos en los jóvenes pueden provocar un distanciamiento de los valores morales, e influir en ellos a las prácticas inhumanas", concluye.

Aquí hay algunos juegos que contiene como elementos de ocultismo y satanismo:

Diablo: La caratula del juego dice: "Iras a parar en un laberinto de monstruos y diablos, nunca podrás salir de allí, entrarás en un mundo y serás consumido por el fuego y comido por los gusanos. Bienvenido al infierno. Yo soy tu señor - el diablo".

Doom 2: Uno de los juegos más famosos tridimensional. Da a la persona que está jugando la sensación de que está viviendo la acción, el escenario es de realidad impresionante. En el folleto del CD de este juego está escrito: "Siéntate, relájate y deja que las legiones te posea  descubrirá los secretos de aquellos que han ido antes al infierno y cómo llegar allí. En sus pequeñas manos que tiene el peor y más malvado Nintendo, el infierno en la tierra, en esta ocasión todas las fuerzas del infierno caerán sobre la tierra. Para entender este juego de Nintendo tendrá que descender a las profundidades".

Hell (Infierno): Juego de mucha acción con escenarios tenebrosos, como un campo de castigo, donde hay gente  quemada y empalada en estacas de madera. También dispone de sala de dentista, donde en lugar de aparatos odontológico, se encuentran, limas, sierras y una silla de tortura.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

/* */
volver arriba