Menu

La inteligencia no es artículo de fe

Estamos considerando las guías o pasos para el entendimiento de las Escrituras y ya hemos hablado de dos pasos, comenzamos a considerar el tercer paso en nuestro programa anterior. El primero fue empezar cada estudio bíblico con oración. El segundo paso es: Leer la Biblia. Y continuamos hoy considerando el tercer paso que comenzamos en el programa anterior y que es: Estudiar la Biblia. Y quisiéramos comenzar hoy desde donde nos detuvimos en nuestro programa anterior.

Según publicó Huffington Post, sólo 10 de los 63 estudios mostraron una correlación positiva entre la inteligencia y la religiosidad.

Algunas explicaciones a estos estudios las realizó el profesor Miron Zuckerman y fueron detalladas en la revista académica Personality and Social Psychology Review este mes.

El equipo de Zuckerman escrutó décadas de análisis, reparando en que los estudios sobre ateísmo e intelecto "tenían algo en común: la premisa de que las creencias religiosas son irracionales, sin ninguna base científica, imposibles de comprobar, y por tanto, poco atractivas para gente inteligente".

El estudio define la inteligencia como la "capacidad de razonar, planear, resolver problemas, pensar de forma abstracta, comprender ideas complejas, aprender rápido y aprender de la experiencia".

La religiosidad se define como "la participación en algunos (o todos) los aspectos de una religión", lo que incluye la creencia en lo sobrenatural, la ofrenda de presentes a ese sobrenatural y la práctica de rituales para reafirmar sus creencias.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

/* */
volver arriba