Menu

Y te haré dormir segura

Estamos considerando las guías o pasos para el entendimiento de las Escrituras y ya hemos hablado de dos pasos, comenzamos a considerar el tercer paso en nuestro programa anterior. El primero fue empezar cada estudio bíblico con oración. El segundo paso es: Leer la Biblia. Y continuamos hoy considerando el tercer paso que comenzamos en el programa anterior y que es: Estudiar la Biblia. Y quisiéramos comenzar hoy desde donde nos detuvimos en nuestro programa anterior.

Sí, los santos habrán de tener paz. El pasaje del cual es tomada esta graciosa palabra habla de paz “con las bestias del campo, con las aves del cielo y con las serpientes de la tierra.” ¡Esta paz es con enemigos terrenales, con males misteriosos, y con pequeñas molestias! Cualquiera de estas cosas podría impedirnos dormir seguros, pero ninguna de ellas lo hará. El Señor destruirá completamente aquellas cosas que amenazan a Su pueblo: “Quitaré de la tierra arco y espada y guerra.” La paz será en verdad profunda cuando todos los instrumentos que producen inquietud sean destrozados.

Con esta paz vendrá el descanso. “Pues que a su amado dará Dios el sueño.” Plenamente provistos y divinamente aquietados, los creyentes duermen en calmado descanso.
Este descanso será seguro. Una cosa es dormir, pero algo muy diferente es “dormir seguro.” Somos conducidos a la tierra prometida, a la casa del Padre, al aposento del amor, y al pecho de Cristo: seguramente ahora podemos “dormir seguros.” Para un creyente es más seguro dormir en paz que estar vigilante y preocupado.
“En lugares de delicados pastos me hará descansar.”

Nunca encontraremos el descanso hasta que el Consolador nos haga dormir seguros.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

/* */
volver arriba